Gestión de refractarios / del horno

El ladrillo refractario recubre la parte interior del horno de calcinación para proteger la coraza metálica. Expuesto a calores extremos en la zona de alta temperatura del horno y sometido a una abrasión muy alta, debido a que en esa zona ya se han formado silicatos cálcicos en los nódulos de Clinker, se protege formando sobre él una costra de Clinker que además incrementa el espesor de la pared de aislación.

Para detectar los espesores del refractario y de la costra de Clinker sobre éste, se utiliza un escáner infrarrojo lineal, el cual monitorea los cambios de temperatura en cada sección a lo largo del horno. Dicho escáner aporta información a un módulo de software que contiene la  configuración de refractarios, anillos y zonas y que permite al usuario hacer gestión de los refractarios

La gestión de refractarios contribuye a la disminución de tiempos muertos, al manejar toda la información vital de los ladrillos refractarios, permite realizar acciones correctivas en el momento indicado, además de mantener el stock necesario para las paradas y dimensionar adecuadamente los recursos humanos y los materiales en las tareas de mantenimiento.

Productos relacionados

Tempera SGR

Módulo de software para la gestión de refractarios.